lunes, 20 de diciembre de 2010

NOMENCLATURA DE LOS COMPUESTOS QUIMICOS.

La nomenclatura química es el medio de que nos valemos para nombrar los compuestos. Antiguamente las diversas sustancias recibían nombres caprichosos que obedecían unas veces al lugar donde se hallaban.
La enorme cantidad de compuestos que maneja la química hace imprescindible la existencia de un conjunto de reglas que permitan nombrar de igual manera en todo el mundo científico un mismo compuesto. De no ser así, el intercambio de información sobre química entre unos y otros países sería de escasa utilidad. Los químicos, a consecuencia de una iniciativa surgida en el siglo pasado, decidieron representar de una forma sencilla y abreviada cada una de las sustancias que manejaban. La escritura en esa especie de clave de cualquier sustancia constituye su fórmula y da lugar a un modo de expresión peculiar de la química que, con frecuencia, se le denomina lenguaje químico.
La formulación de un compuesto, al igual que su nomenclatura (esto es, la transcripción de su fórmula en términos del lenguaje ordinario), se rige por, unas determinadas normas que han sido retocadas en los últimos años con el único propósito de conseguir un lenguaje químico lo más sencillo y a la vez general posible. Un organismo internacional, la I.U.P.A.C. (International Unión of Pure and Applied Chemistry), encargado de tales menesteres, ha dictado unas reglas para la formulación y nomenclatura de las sustancias químicas.

Antes de proceder al estudio de tales reglas para cada tipo de compuesto es preciso conocer perfectamente los símbolos de los diferentes elementos químicos, base de esta forma de expresión. Una memorización previa de todos ellos resulta, pues, imprescindible.
Nomenclatura química.

La química tiene su propio lenguaje, a lo largo de su  desarrollo se han descubierto miles y miles de compuestos y con ellos un gran número de nombres que los identifican. En la actualidad el número de compuestos sobrepasa los 13 millones, en respuesta a esto,  a lo largo de los años los químicos han diseñado un sistema aceptado mundialmente  para nombrar las sustancias químicas lo  que ha facilitado el trabajo con la variedad de sustancias que existen y se descubren constantemente.
La nomenclatura química es el conjunto de reglas que se usan para nombrar a las combinaciones existentes entre los elementos y compuestos químicos. La 'nomenclatura' en química orgánica es el sistema establecido para denominar y agrupar los compuestos químicos.
Formalmente, se siguen las reglas establecidas por IUPAC y se emplean en la práctica un cierto número de reglas simplemente aplicadas, que permiten entender los nombres de muchos compuestos orgánicos.
Para iniciar el estudio de la nomenclatura es necesario distinguir primero entre compuestos orgánicos e inorgánicos. Los compuestos orgánicos son los que contienen carbono, comúnmente enlazados con hidrógeno, oxígeno, boro, nitrógeno, azufre y algunos halógenos. El resto de los compuestos se clasifican como compuestos inorgánicos.
Los compuestos inorgánicos se clasifican según la función química que contengan y por el número de elementos químicos que los forman, con reglas de nomenclatura particulares para cada grupo. Una función química es la tendencia de una sustancia a reaccionar de manera semejante en presencia de otra. Por ejemplo, los compuestos ácidos tienen propiedades características de la función ácido, debido a que todos ellos tienen el ion H+1; y las bases tienen propiedades características de este grupo debido al ion OH-1 presente en estas moléculas. Las principales funciones químicas son: óxidos, bases, ácidos y sales.

Tipos de nomenclatura de los compuestos orgánicos.

La infinidad de compuestos que se engloban dentro de la química orgánica se caracterizan por estar formados por un número muy reducido de elementos con alta variedad de posibilidades de combinación. El número de compuestos formados por este reducido grupo de elementos es, sin embargo, muy superior al de compuestos inorgánicos, formados por los más de cien elementos de la tabla periódica. Un sistema de nomenclatura como el empleado en química inorgánica, en el que los nombres se forman a partir de las raíces del nombre de los elementos constituyentes tiene grandes limitaciones cuando trata de aplicarse a compuestos orgánicos, pues sería muy difícil distinguir de este modo los miles de compuestos formados sólo de carbono e hidrógeno. Por otra parte, la estructura de estos compuestos hace que sea imposible utilizar métodos como el binomial, tan extendidos y antiguos en química inorgánica. De hecho los intentos que se hicieron durante el siglo XIX para nombrar de este modo a los compuestos orgánicos fracasaron completamente.
En química orgánica existen un gran número de estructuras con propiedades muy diferentes, por lo que los problemas terminológicos que plantean la existencia de un gran número de isómeros son mucho más importantes que en química inorgánica. Todo ello ha conducido al establecimiento de varios modos de nombrar las sustancias orgánicas, de los cuales el más conocido es la denominada “nomenclatura por substitución”.

Nomenclatura por substitución.

Los términos acuñados según este sistema contienen generalmente raíces procedentes de los numerales griegos, para describir la longitud de la cadena carbonada, y un complejo sistema de sufijos, prefijos, infijos, localizadores numéricos y signos de puntuación que permite describir numerosas características del compuesto, desde las insaturaciones o tipos de enlace del carbono hasta la presencia de heteroátomos o grupos funcionales.

Nomenclatura química de los compuestos inorgánicos.

Se aceptan tres tipos de nomenclaturas para nombrar compuestos químicos inorgánicos:

Nomenclatura sistemática o estequiométrica (Nomenclatura IUPAC)

Este sistema de nomenclatura se basa en nombrar a las sustancias usando prefijos numéricos griegos que indican la atomicidad de cada uno de los elementos presentes en la molécula. La atomicidad indica el número de átomos de un mismo elemento en una molécula, como por ejemplo H2O que significa que hay un átomo de oxígeno y dos átomos de hidrógeno presentes en la molécula, aunque en una fórmula química la atomicidad también se refiere a la proporción de cada elemento en el que se llevan a cabo las reacciones para formar el compuesto; en este estudio de nomenclatura es mejor tomar la atomicidad como el número de átomos en una sola molécula. La forma de nombrar los compuestos es: prefijo-nombre genérico + prefijo-nombre específico.

Prefijos griegos
Atomicidad
mono-
1
di-
2
tri-
3
tetra-
4
penta-
5
hexa-
6
hepta-
7
octa-
8
nona- (o eneá)
9
deca-
10


Por ejemplo, CrBr3 = tribromuro de cromo; CO = monóxido de carbono
En casos en los que puede haber confusión con otros compuestos (sales dobles y triples, oxisales y similares) se pueden emplear los prefijos bis-, tris-, tetras-, etc.
Ejemplo: Ca5F (PO4)3 = fluoruro tris (fosfato) de calcio, ya que si se usara el término trifosfato se estaría hablando del anión trifosfato [P3O10]5, en cuyo caso sería:
Ca8F (P3O10)3.

Stock.

Este sistema de nomenclatura se basa en nombrar a los compuestos escribiendo al final del nombre con números romanos la Valencia atómica del elemento con “nombre específico” (Valencia o número de oxidación, es el que indica el número de electrones que un átomo pone en juego en un enlace químico, un número positivo cuando tiende a ceder los electrones y un número negativo cuando tiende a ganar electrones), anteponiendo a este número, encerrado entre paréntesis, se escribe el nombre genérico y el específico del compuesto de esta forma: nombre genérico + de + nombre del elemento específico + el No. de Valencia. Normalmente, a menos que se haya simplificado la fórmula, la Valencia puede verse en el subíndice del otro átomo (en compuestos binarios y ternarios). Los números de Valencia normalmente se colocan como superíndices del átomo en una fórmula molecular.
Ejemplo Fe2+3S3-2, sulfuro de hierro (III)

[se ve la Valencia III del hierro en el subindice o atomicidad del azufre].

Nomenclatura tradicional, clásica o funcional.

En este sistema de nomenclatura se indica la Valencia del elemento de nombre específico con una serie de prefijos y sufijos griegos.
  • Cuando el elemento sólo tiene una valencia, simplemente se coloca el nombre del elemento precedido de la sílaba “de
(Na2O, oxido de sodio).
  • Cuando tiene dos valencias diferentes se usan los sufijos -oso e -ico.
-oso cuando el elemento usa la Valencia menor: Fe+2O-2, hierro con la Valencia +2, óxido ferroso
 -ico cuando el elemento usa la Valencia mayor: Fe2+3O3-2, hierro con valencia +3, óxido férrico[1]
  • Cuando tiene tres distintas Valencias se usan los prefijos y sufijos
Hipo -- oso (para la Valencia inferior)
-oso (para la Valencia intermedia)
-ico (para la Valencia superior)
  • Cuando tiene cuatro distintas valencias se usan los prefijos y sufijos
hipo -- oso (para las valencias 1 y 2)
-oso              (para la valencias 3 y 4)
-ico               (para la valencias 5 y 6)
Per -- ico     (para la valencia 7):
  • Ejemplo: Mn2+7O7-2, óxido permangánico (ya que el manganeso tiene más de dos números de Valencia y en este compuesto está trabajando con la Valencia 7).

Otras reglas y conceptos generales.

Los compuestos (binarios y ternarios) en su nomenclatura están formados por dos nombres: el genérico y el específico. El nombre genérico o general es el que indica a qué grupo de compuestos pertenece la molécula o su función química, por ejemplo si es un óxido metálico/básico, un óxido no metálico/ácido, un peróxido, un hidruro, un hidrácido, un oxácido, una sal haloidea, etc. Y el nombre específico es el que diferencia a las moléculas dentro de un mismo grupo de compuestos. Por lo general en los tres sistemas de nomenclatura se escribe primero el nombre genérico seguido del específico.
En general, en una fórmula molecular de un compuesto se coloca a la izquierda el elemento con carga o número de Valencia positivo (elemento más electropositivo) y a la derecha el que contenga el número de valencia negativo (elemento más electronegativo). Y al contrario de esto, en nomenclatura se coloca primero el nombre genérico, que es el que designa al elemento de la derecha (el más electronegativo), y el nombre específico en segundo lugar, que es el que designa al elemento de la izquierda (el menos electronegativo). Por ejemplo: óxido de sodio - Na+1 2O-2, el nombre genérico óxido hace referencia al segundo elemento de la fórmula que es el “oxígeno”, el más electronegativo, y el nombre específico “sodio” hace referencia al primer elemento de la fórmula que es el sodio y el menos electronegativo o más electropositivo.
Muchos elementos pueden trabajar con más de un número de valencia, hasta el número 7 de valencia en los elementos representativos (Nota: recordar que el número de valencia se muestra como superíndice de cada elemento en la fórmula del compuesto). Con las mismas fórmulas moleculares se puede determinar con que número trabajan los elementos del compuesto aunque en este no se observen. Esto se logra con el hecho que en la fórmula de un compuesto la suma de los números de valencia entre los elementos debe ser igual a cero, lo que significa que la molécula será neutra y sin carga. Contrario a esto último, únicamente cuando la fórmula del compuesto indique una carga positiva o negativa de la molécula, lo que en cuyo caso la molécula pasaría a llamarse un ion.
En la siguiente tabla se presentan los elementos que generalmente se usan para formar compuestos. Los números de valencia están en valor absoluto.

Elemento

Símbolo
Número de Valencia
Elemento
 Símbolo
Número de Valencia
Aluminio
Al
3
Antimonio
Sb
3 y 5
Arsénico
As
3 y 5
Ástato
At
1, 3, 5 y 7
Azufre
S
2, 4 y 6
Bario
Ba
2
Berilio
Be
2
Bismuto
Bi
3 y 5
Boro
B
3
Bromo
Br
1 y 5
Cadmio
Cd
2
Calcio
Ca
2
Carbono
C
2 y 4
Cesio
Cs
1
Cinc
Zn
2
Circonio
Zr
4
Cloro
Cl
1, 3, 5 y 7
Cobalto
Co
2 y 3
Cobre
Cu
2 y 1
Cromo
Cr
2, 3, 4, 5 y 6
Escandio
Sc
3
Estaño
Sn
2 y 4
Estroncio
Sr
2
Flúor
F
1
Fósforo
P
1,3 y 5
Galio
Ga
3
Germanio
Ge
2,4 y -4
Hafnio
Hf
4
Hidrógeno
H
1 y -1
Hierro
Fe
2 y 3
Iridio
Ir
2, 3, 4 y 6
Itrio
Y
3
Lantano
La
3
Litio
Li
1
Magnesio
Mg
2
Manganeso
Mn
2, 3, 4, 6, 7
Mercurio
Hg
1 y 2
Molibdeno
Mo
2, 3, 4, 5 y 6
Niobio
Nb
3
Níquel
Ni
2 y 3
Nitrógeno
N
2, 3, 4 y 5
Oro
Au
1 y 3
Osmio
Os
2, 3, 4 y 6
Plata
Ag
1
Platino
Pt
2 y 4
Plomo
Pb
2 y 4
Potasio
K
1
Renio
Re
1, 2, 4, 6 y 7
Rodio
Rh
2, 3 y 4
Rubidio
Rb
1
Rutenio
Ru
2, 3, 4, 6 y 8
Selenio
Se
2, 4 y 6
Silicio
Si
4
Sodio
Na
1
Talio
Tl
1 y 3
Tántalo
Ta
5
Tecnecio
Tc
7
Telurio
Te
2, 4 y 6
Titanio
Ti
3 y 4
Vanadio
V
2, 3, 4 y 5
Yodo
I
1,3, 5 y 7

Óxidos (compuestos binarios con oxígeno)

Son compuestos químicos inorgánicos diatómicos o binarios formados por la unión del oxígeno con otro elemento diferente de los gases nobles. Según si este elemento es metal o no metal serán óxidos básicos u óxidos ácidos. El oxígeno siempre tiene valencia -2 con excepción en los peróxidos (ion peróxido enlazado con un metal) donde el oxígeno utiliza valencia “-1”.
Los óxidos se pueden nombrar en cualquiera de los tres sistemas de nomenclaturas; si se utiliza el sistema Stock, el número romano es igual a la valencia del elemento diferente del oxígeno; si se utiliza el sistema tradicional los sufijos y prefijo se designan de acuerdo a la valencia del elemento diferente del oxígeno y si se utiliza la nomenclatura sistemática, no se tienen en cuenta las valencias, sino que se escriben los prefijos en cada elemento de acuerdo a sus atomicidades en la fórmula molecular.

Óxidos básicos (metálicos)

Son aquellos óxidos que se producen entre el oxígeno y un metal cuando el oxígeno trabaja con un número de valencia -2. Su fórmula general es: Metal + O. En la nomenclatura Stock los compuestos se nombran con las reglas generales anteponiendo como nombre genérico la palabra óxido precedido por el nombre del metal y su número de valencia. En la nomenclatura tradicional se nombran con el sufijo -oso e -ico dependiendo de la menor o mayor Valencia del metal que acompaña al oxígeno. Y en la nomenclatura sistemática se utilizan las reglas generales con la palabra óxido como nombre genérico.
En la nomenclatura tradicional para los óxidos que se enlazan con metales que tienen más de dos números de valencia se utilizan las siguientes reglas: metales con números de valencia hasta el 3 se nombran con las reglas de los óxidos y los metales con números de valencia iguales a 4 y mayores se nombran con las reglas de los anhídridos. Ejemplos: V2+3O3-2 se nombra como óxido, óxido vanádico; V2+5 O5-2 se nombra como anhídrido, anhídrido vanádico. Los átomos de vanadio con número de valencia 2 (-oso) y 3 (-ico) se nombran como óxidos y los átomos de vanadio con números de valencia 4 (-oso) y 5 (-ico) como anhídridos.
Metal + Oxígeno → Óxido básico
4Fe + 3O2 → 2Fe2O3
Compuesto
Nomenc. sistemática
Nomenc. Stock
Nomenc. tradicional
K2O
monóxido de dipotasio u óxido de dipotasio
óxido de potasio (I) u óxido de potasio
óxido potásico u óxido de potasio
Fe2O3
trióxido de dihierro
óxido de hierro (III)
óxido férrico
FeO
monóxido de hierro
óxido de hierro (II)
óxido ferroso
SnO2
dióxido de estaño
óxido de estaño (IV)
óxido estánico
Cuando los no metales, nitrógeno y fósforo, trabajan con números de Valencia 4 y 2, mientras se enlazan con el oxígeno se forman óxidos (ver la sección de anhídridos, penúltimo párrafo).

Óxidos ácidos o anhídridos (no metálicos)

Son aquellos formados por la combinación del oxígeno con un no metal. Su fórmula general es no metal + O. En este caso, la nomenclatura tradicional emplea la palabra anhídrido en lugar de óxido, a excepción de algunos óxidos de nitrógeno y fósforo. La nomenclatura sistemática y la Stock nombran a los compuestos con las mismas reglas que en los óxidos metálicos.
No metal + Oxígeno → Anhídrido
2S + 3O2 → 2SO3
Compuesto
Nomenc. sistem.
Nomenc. Stock
Nomenc. tradicional
Cl2O
óxido de dicloro o monóxido de
 dicloro
óxido de cloro (I)
anhídrido hipocloroso
SO3
trióxido de azufre
óxido de azufre (VI)
anhídrido sulfúrico
Cl2O7
heptóxido de dicloro
óxido de cloro (VII)
anhídrido perclórico
Entre las excepciones a las reglas de anhídridos para la nomenclatura tradicional están los óxidos de nitrógeno y óxidos de fósforo. Estos compuestos se nombran así:
  • N21O-2 Anhídrido hiponitroso
  • N2O-2 Óxido hiponitroso
  • N23O3-2 Anhídrido nitroso
  • N24O4-2 Óxido nitroso
  • N4O2-2 Óxido nitroso
  • N25O5-2 Anhídrido nítrico
  • P23O3-2 Anhídrido fosforoso
  • P4O2-2 Óxido fosforoso
  • P25O5-2 Anhídrido fosfórico
Cuando los metales, con más de dos números de valencia y que trabajan con los números de Valencia iguales o mayores a 4, se enlazan con el oxígeno, forman anhídridos (ver la sección de óxidos básicos, segundo párrafo).

Peróxidos

Los peróxidos son obtenidos cuando reacciona un óxido con el oxígeno monoatómico y se caracterizan por llevar el grupo peróxido o unión peroxídica (-o-o-). Son compuestos diatómicos en donde participan el grupo peróxido y un metal. La fórmula general de los peróxidos es Metal + (O-1) 2-2. En el sistema tradicional se utiliza el nombre peróxido en lugar de óxido y se agrega el nombre del metal con las reglas generales para los óxidos en esta nomenclatura. En las nomenclaturas Stock y sistemática se nombran los compuestos con las mismas reglas generales para los óxidos.
No todos los metales forman peróxidos y habitualmente lo hacen los del grupo 1A y 2A (alcalinos y alcalinotérreos).
De la tabla periódica Metal + Grupo peróxido → Peróxido
2Li+1 + (O)2-2 → Li2(O)2
Compuesto
Nomenc. sistemática
Nomenc. Stock
Nomenc. tradicional
H2O2
dióxido de dihidrógeno
peróxido de hidrógeno
agua oxigenada
CaO2
dióxido de calcio
peróxido de calcio (II)
peróxido de calcio
ZnO2
dióxido de zinc
peróxido de zinc (II)
peróxido de zinc

Superóxidos

 También llamados hiperoxido son compuestos binarios que contienen el grupo o anión superóxido, la fórmula general es Metal + (O 2)-1 Aparentemente, el oxígeno tiene valencia -1/2. Generalmente el grupo superóxido reacciona con los elementos alcalinos y alcalinotérreos.
Se nombran como los peróxidos tan sólo cambiando peróxido por superóxido u hiperóxido.
Metal + Grupo superóxido → Superóxido.
Li+1 + (O2)-1 → LiO2
Compuesto
Nomenclatura
KO2
superóxido o hiperóxido de potasio
CaO4 ó Ca (O2)2
superóxido de calcio
CdO4
superóxido de cadmio

Ozónidos

Son compuestos binarios formados por el grupo ozónido, que son 3 oxígenos enlazados con una valencia total de -1. La fórmula general para los ozónidos es Metal + (O3)-1. Los ozónidos se nombran de forma análoga a los peróxidos con la diferencia que en estos compuestos se utiliza el nombre ozónido en lugar de peróxido.
Metal + Grupo ozónido → Ozónido
K + (O3)-1 → KO3
Compuesto
Nomenclatura
KO3
ozónido de potasio
RbO3
ozónido de rubidio
CsO3
ozónido de cesio

Hidruros compuestos binarios con hidrogeno.

Hidruros metálicos

Son compuestos binarios o diatómicos formados por hidrógeno y un metal. En estos compuestos, el hidrógeno siempre tiene Valencia -1. Se nombran con la palabra hidruro. Su fórmula general es Metal + H. Para nombrar estos compuestos en el sistema tradicional se utiliza la palabra hidruro y se agrega el nombre del metal con los prefijos -oso o -ico con las reglas generales para esta nomenclatura. Para los sistemas Stock y sistemático se utilizan las reglas generales con la palabra hidruro como nombre genérico.
Metal + Hidrógeno --- Hidruro metálico.
2K + H2 → 2KH
Compuesto
Nomenc. sistemática
Nomenc. Stock
Nomenc. tradicional
KH
monohidruro de potasio o hidruro de potasio
hidruro de potasio (I) o hidruro de potasio
hidruro potásico o hidruro de potasio
NiH3
trihidruro de níquel
hidruro de níquel (III)
hidruro niquélico
PbH4
tetrahidruro de plomo
hidruro de plomo (IV)
hidruro plúmbico

Hidrácidos e hidruros no metálicos

Los hidrácidos (compuestos binarios ácidos) e hidruros no metálicos son compuestos formados entre el hidrógeno y un no metal de las familias VIA y VIIA ( anfígenos y halógenos respectivamente). Los elementos de estas dos familias que pueden formar hidrácidos e hidruros no metálicos son: S, Se, Te, F, Cl, I y Br, que por lo general trabajan con el menor número de oxidación, -2 para los anfígenos y -1 para los halógenos. Estos compuestos se nombran en el sistema tradicional y de forma diferente según si están disueltos (estado acuoso) o en estado puro (estado gaseoso). Los hidrácidos pertenecen al grupo de los ácidos.
Los hidruros no metálicos son los que se encuentran en estado gaseoso o estado puro y se nombran agregando al no metal el sufijo -uro y la palabra hidrógeno precedido de la sílaba “de”. En este caso el nombre genérico es para el elemento más electropositivo que sería el del hidrógeno y el nombre especifico es para el elemento más electronegativo que sería el del no metal, por ejemplo H+1 Br-1 (g) bromuro de hidrógeno, bromuro como nombre especifico e hidrógeno como nombre genérico.
No metal + Hidrógeno → Hidruro no metálico.
Cl2 + H2 → 2HCl(g)
Los hidrácidos provienen de disolver en agua a los hidruros no metálicos y por esa misma razón son estos los que se encuentran en estado acuoso. Se nombran con la palabra ácido, como nombre genérico, y como nombre específico se escribe el nombre del no metal y se le agrega el sufijo –hídrico. Al igual que en estado gaseoso el nombre genérico es nombrado por el elemento más electropositivo.
Hidruro No metálico + Agua → Hidrácido.
HCl(g) + H2O → H+1 + Cl-1
Compuesto
en estado puro
en disolución
HCl
cloruro de hidrógeno
ácido clorhídrico
HF
fluoruro de hidrógeno
ácido fluorhídrico
HBr
bromuro de hidrógeno
ácido bromhídrico
HI
yoduro de hidrógeno
ácido yodhídrico
H2S
sulfuro de hidrógeno
ácido sulfhídrico
H2Se
seleniuro de hidrógeno
ácido selenhídrico
H2Te
teluluro de hidrógeno
ácido telurhídrico

Hidruros con los nitrogenoides

Estos hidrácidos o hidruros no metálicos son compuestos binarios de hidrógeno y unos elementos de la familia V que se enlazan siguiendo la fórmula NoMetal + H3. A estos compuestos se les llama por sus nombres comunes, aunque muy raramente se les nombra con las reglas de nomenclatura de los hidruros (metálicos). En estos hidruros no metálicos el hidrógeno es el elemento más electronegativo en el compuesto.
No metal + Hidrógeno → Hidruro no metálico.
N2 + 3H2 → 2NH3
Compuesto
Nombre
NH3
amoníaco o trihidruro de nitrógeno
PH3
fosfina o trihidruro de fósforo
AsH3
arsina o trihidruro de arsénico
SbH3
estibina o trihidruro de antimonio
BiH3
bismutina o trihidruro de bismuto

Boranos

Son compuestos binarios entre el hidrógeno y el boro que generalmente se enlazan siguiendo la fórmula BnHn+4. Estos compuestos no se nombran en un sistema de nomenclatura específico ya que las reglas para nombrarlos son especiales. Se utiliza la palabra borano con un prefijo numérico griego (tabla de prefijos) que depende del número de átomos de borano presentes en la molécula.

Silanos

Son compuestos binarios de hidrógeno y silicio que se enlazan generalmente siguiendo la fórmula SinH2n+2. Los silanos al igual que los boranos no tienen un sistema de nomenclatura específico para ser nombrados y utilizan las mismas reglas de nomenclatura, con la palabra silano como base.
Compuesto
Nombre
SiH4
monosilano, silano o tetrahidruro de silano
Si2H6
disilano
Si3H8
trisilano
Si4H10
tetrasilano
Si10H22
decasilano

Germanos

Son compuestos binarios de hidrógeno y germanio que se enlazan generalmente siguiendo la misma fórmula que los silanos GenH2n+2. Los germanos al igual que los boranos y silanos no tienen un sistema de nomenclatura específico para ser nombrados y utilizan las mismas reglas de nomenclatura que los silanos, con la palabra germano como base.
Compuesto
Nombre
GeH4
monogermano, germano o tetrahidruro de germano
Ge2H6
digermano
Ge3H8
trigermano
Ge4H10
tetragermano
Ge10H22
decagermano


Hidrocarburos

Son compuestos orgánicos poliatómicos formados por hidrógeno y carbono.

Oxácidos (compuestos ternarios ácidos)

También llamados oxoácidos y oxiácidos, son compuestos ternarios originados de la combinación del agua con un anhídrido u óxido ácido. La fórmula general para los oxácidos es H + NoMetal + O. En el sistema tradicional se les nombra con las reglas generales para los anhídridos sustituyendo la palabra anhídrido por ácido (ya que de los anhídridos se originan). Para el sistema Stock se nombra al no metal con el sufijo –ato, luego el número de Valencia del no metal y por último se agrega “de hidrógeno”. Y para la nomenclatura sistemática se indica el número de átomos de oxígeno con el prefijo correspondiente (según reglas generales para este sistema) seguido de la partícula “oxo” unida al nombre del no metal y el sufijo –ato, por último se agrega al nombre las palabras “de hidrógeno”.
Anhídrido + Agua → oxácido.
SO3 + H2O → H2SO4
Compuesto
Nomenclatura sistemática
Nom. Stock
Nom. tradicional
H2SO4
ácido tetraoxosulfúrico (VI)
tetraoxosulfato (VI) de hidrógeno
ácido sulfúrico
HClO4
ácido tetraoxoclórico (VII)
tretraoxoclorato (VII) de hidrógeno
ácido perclórico
H2SO2
ácido dioxosulfúrico (II)
dioxosulfato (II) de hidrógeno
ácido hiposulfuroso
Como se indica en la sección de los anhídridos, el nitrógeno y el fósforo no forman anhídridos cuando se enlazan con el oxígeno, mientras estos trabajan con los números de Valencia 4 y 2, si no que forman óxidos y por esta razón el nitrógeno y el fósforo no pueden formar oxácidos con estos números de Valencia.
Ya que para nombrar a los compuestos se necesita saber con qué números de Valencia trabajan los elementos
El silicio y el yodo también pueden formar oxácidos con más de una molécula de agua, en dos casos especiales.
Compuesto
Nom. sistemática
Nom. Stock
Nom. tradicional
P2O5 + H2O →
 
2HPO3
ácido trioxofosfórico (V)
trioxofosfato (V) 
de hidrógeno
ácido
metafosfórico
P2O5 +

2H2O →

H4P2O7
ácido
 heptaoxodifosfórico (V)
heptaoxodifosfato
(V) de hidrógeno
ácido
pirofosfórico
P2O5 +

3H2O →

2H3PO4
ácido
tetraoxofosfórico (V)
tetraoxofosfato
(V) hidrógeno
ácido ortofosfórico
o ácido fosfórico
I2O7 + 5H2O →

2H5IO6
ácido hexaoxoyódico (VII)
hexaoxoyodato 
(VII) de hidrógeno
ácido
ortoperyódico
SiO2 + 3H2O

→ H6SiO5
ácido pentaoxosilicico (IV)
pentaoxosilicato
(IV) de hidrógeno
ácido ortosilicico
o ácido silicico
Como se describe previamente los oxácidos están formados por un anhídrido (no metal + oxígeno) y el hidrógeno, pero como se indica en la secciones de anhídridos y óxidos básicos algunos metales, también pueden formar anhídridos, y por esta razón, también pueden formar oxácidos.
Compuesto
Nomenclatura sistemática
Nom. Stock
Nom. tradicional
H2CrO4
ácido tetraoxocrómico
(VI)
tetraoxocromato
 (VI) de hidrógeno
ácido
 crómico
H2MnO3
ácido trioxomangánico (IV)
trioxomanganato
 (IV) de hidrógeno
ácido manganoso
H2MnO4
ácido tetraoxomangánico (VI)
tetraoxomanganato
 (VI) de hidrógeno
ácido
 mangánico
HMnO4
ácido tetraoxomangánico (VII)
tetraoxomanganato
 (VII) de hidrógeno
ácido permangánico
HVO3
ácido trioxovanádico (V)
trioxovanadato (V)
 de hidrógeno
ácido
 vanádico
Los oxiácidos son compuestos que presentan uniones covalentes, pero cuando se disuelven en agua ceden fácilmente iones H+1 (protones). Esto se debe a que el agua, por la naturaleza polar de sus moléculas, tiene tendencia a romper las uniones covalentes polares de los ácidos, con formación de iones H+1 y del anión ácido correspondiente. Por ejemplo, el ácido nítrico que se disuelve en agua da lugar a un anión nitrato y un catión hidrógeno.
                                                              (Agua)……….
HNO3 →→→→ NO3-1 + H+1
La ionización de un oxácido al disolverse en agua es un ejemplo de proceso que se cumple en ambos sentidos, es decir que, al mismo tiempo que se forman iones a partir del ácido, este se regenera constantemente por la unión de aniones y cationes. Los procesos de esta naturaleza se denominan reversibles.
                                                            (Agua)……….
HNO3 →→→→ NO3-1 + H+1
                                                        ……….(Agua)
NO3-1 + H+1 →→→→ HNO3




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada